"Siga a ese coche" (Matrícula S-5000)

Whippet de 1926 (foto de ebuga).

     Con fecha 21 de enero de 1932, el Ingeniero Inspector de Automóviles de la Jefatura Provincial de Industria de Santander, Carlos Vierna, daba el visto bueno para la matriculación de un Whippet con placas identificativas S-5000. El primer propietario fue un vecino de Cabezón de la Sal llamado Armando Rodriguez. Carlos Vierna certificó la adecuación de ese automóvil a las condiciones impuestas por el Reglamento de Circulación de Vehículos con Motor Mecánico, de 16 de junio de 1928, vigente por aquel entonces. 

Whippet Roadster 2.5, de 1928 (foto de nemore2).

     Este Whippet con matrícula de Santander número 5.000 se introdujo en España a través de la Aduana de Gijón el 13 de marzo de 1930. El importador fue Garage Central. El Whippet S-5.000 tenía una longitud superior a los 4 metros, era apto para 5 plazas y su potencia máxima era de 16 CV.

     Los Whippet eran coches americanos cuya fabricación se llevó a cabo entre 1926 y 1931. La publicidad de la época resaltaba su bajo consumo con el eslogan "El coche que camina con más poca gasolina". John N. Willys, de la Willys Overland, fue el creador de Whippet. El primer modelo fue el mod. 86, un 4 cilindros al que seguiría un 6 cilindros en 1927.

     La Gran Depresión provocó la desaparición de la empresa.

Whippet mod. 96A Roadster (foto de oldtimeform).

     Hay constancia de que este coche matrícula S-5000 pasó a ser propiedad de Casto Herrezuelo, de Paredes de Nava (Palencia). Casto transmitió el coche a Juan Ambrosio López, de la localidad palentina de Villarramiel, el día 30 de julio de 1938. El hecho de no dar cuenta del cambio de propiedad de un coche suponía una sanción de 25 pesetas.

Whippet de 1929 (foto de autocoches.es).

     Siguiendo la historia de este Whippet, nos encontramos con que a fecha 31 de agosto de 1944 su propietario era Laureano de la Rosa, vecino de Venta de Baños (Palencia). Jesusa Soria era la propietaria el 18 de junio de 1946. Esta palentina solicitó autorización para uso del Whippet S-5.000 como taxi. El 10 de octubre, el coche fue transferido a José Velasco "con los derechos de servicio público". El 21 de mayo de 1947, José comunicaba haber cedido este taxi a Jacinto Martinez, de Osorno (Palencia). El 2 de agosto de 1949 la titularidad pasó a Leonarda García; el coche continuaba en Palencia. Concretamente, en Barruelo de Santullán. En 1959 este Whippet era propiedad de José María Gutiérrez.

     Y llega el momento de desvelar qué fue del automóvil S-5.000, cómo acabó sus días. Yo lo desconozco, pero cuenta la leyenda que ocupa un discreto lugar en una colección privada en algún lugar del mundo... O tal vez fuera pasto de despiece para otras unidades de esta marca tan poco usual por estos pagos? Quizá nunca lo sepamos...

     29 de abril de 2018.