Antonio Palmero: reivindicando la condición de clásicos que los Málaga/Ibiza tienen con todo merecimiento

Precioso el Injection de primera serie de Antonio.

     Antonio Palmero posee varias unidades de SEAT Málaga/Ibiza, además de tener un pequeño museo dedicado a estos modelos. Se ha documentado profusamente sobre los mismos. Fundó una página de facebook, cuya visita os recomiendo, llamada "SEAT Málaga 1985-1991". Antonio no ha escatimado en esfuerzos y medios a la hora de aprender sobre SEAT y su historia, con especial interés en los Málaga/Ibiza. Así, no ha dudado en desplazarse a Barcelona desde Madrid al ser invitados al Circuito de Montmeló en 2014, con motivo de la celebracióm deo 30 Aniversario del SEAT Ibiza. Una vez allí, la marca les ofreció la posibilidad de acceder a un lugar sagrado para cualquier aficionado: la nave A-122 de SEAT, donde la marca guarda sus tesoros más preciados. Se lamenta Antonio de que no les dieran permisos para hacer fotografías. Cuando acudió a este museo celosamente guardado por SEAT, en 2014, los Málaga estaban representados por el GLX número 1 de los fabricados por SEAT, así como por uno de los últimos Injection, de color rojo.

Muy logrado dibujo, hecho por encargo, del SXI de la mujer de Antonio

     La afición por este tipo de coches le viene a Antonio desde crío. Su padre tuvo un SEAT Málaga 1.2 L. Su abuelo, tras tener un accidente conduciendo un Ford Fiesta, no quería volver a manejar un automóvil, pero entre todos le convencieron para que comprara un coche nuevo. Se hizo, así, con un SEAT Ibiza, que en la actualidad conserva Antonio desde que falleció su abuelo. 

Preciosas las llantas del Ibiza SXI y Málaga Injection.

     Le hubiera gustado a Antonio conservar el Málaga de su padre, pero cuando aquél tenía unos 13 años, éste lo vendió a un compañero de trabajo, y el coche pronto acabó sus días en un desguace.

Calendario de la página de facebook "SEAT Málaga 1985-1991".

     El siguiente coche de este tipo que adquirió Antonio fue un Ibiza SXI que regaló a su mujer para ir a las concentraciones, cada uno con su coche.

     La gama de Málaga/Ibiza ha ido aumentando en la familia, a la vez que el museo cada vez tiene más contenido, con lo que Antonio está pendiente de adquirir una nave. Hace poco ha rescatado un motor System Porsche que pertenecía a una autoescuela de Barcelona.

Material del museo, muy cuidado y bien presentado.

     Antonio adquirió varias versiones: Ibiza SXI, Málaga Injection, Ibiza del Sol (fue fue la primera versión  con techo solar), Junior (que en España era 1.2 o bien diésel 1.7; el Junior con motor 903 fue destinado a exportación). En España la primera versión equipada con el motor 903 procedente de Panda, 127 y hasta 850 Sport, fue la Street. Todos estos datos sobre los Ibiza me los está facilitando Antonio, y habla de ellos con una pasión que se contagia y hace apreciar a uno aún más estos modelos que hay quien de forma que considero injusta, no considera como coches de colección o "coleccionables" en el sentido de despertar interés en su conservación.

     También tiene Antonio, además del Injection de primera serie, el Málaga GLX (1.5).

Dos catálogos de SEAT Ibiza, pertenecientes a la amplia muestra de los que posee Antonio.

     La siguiente versión del Ibiza en montar el 903 cc, me explica Antonio, fue el Special, que también se comercialcomercializó en versiones 1.2 y 1.5.

     Otro modelo de la colección de Antonio es el Málaga Premier, y tiene echado el ojo a un Brisa que está intentando conseguir. El Premier fue el primer Málaga en llevar aire acondicionado, que después en las versiones superiores vendría como parte del equipamiento, también.

A la derecha, fotografía de Giorgetto Giagiuro.

     El coche al que más cariño tiene Antonio es el de su abuelo, como no podía ser menos. A por el Injection fue con su mujer hasta un pueblecito cercano aSevilla, regresando a casa a las 3 de la mañana, y sin ninguna incidencia, portándose el Málaga como un campeón.

Catálogos de SEAT Málaga.

     Me explica Antonio que estos coches están poco valorados. Nuestro protagonista apela al valor sentimental que puede despertar el modelo.

     Un argumento en favor de los Ibiza es que si el 600 marcó una época por motorizar a la población española, del Ibiza puede decirse -afirma Antonio- que también fue decisivo por salvar a SEAT de su desaparición, en conjunción con otros modelos como Marbella o Ronda.

     

Tapacubos de varias versiones.

     Antonio admite lo justo que logran el aprobado estos coches en cuanto a calidad de acabados, debido -me dice- a que había que ajustarse a un presupuesto no muy boyante.

Material muy interesante del museo de Antonio.

     Nuestro protagonista, cuyos coches han aparecido en revistas y en un libro de clásicos, acudió a su propia boda en el Málaga Injection de su propiedad, conducido por su amigo Marcos. Es este amigo quien le ayuda, entre otras cosas a recoger los coches. Van los dos en un coche y vuelven uno en ese coche y otro conduciendo la nueva adquisición de que se trate.

     Antonio considera que sería injusto pasar por alto una referencia a la gran colaboración de Juan Francisco Quesada, trabajador de Mantenimiento de SEAT, y el principal suministrador de material y todo tipo de recuerdos para el Museo privado de Antonio. Le ha facilitado también artículos especializados de la época. Al hablar de Juan Francisco, a Antonio le cambia el tono, e imagino una sonrisa en su cara, y es que le está muy agradecido sin sus aportaciones -dice- el Museo no habría sido posible.

Las miniaturas también tienen su espacio en la amplia muestra de objetos y material relacionados con el Ibiza y el Málaga propiedad de Antonio Palmero.

     De su colección, Antonio valora estéticamente como coche más acertado el Ibiza SXI. Me dice que hubo cuatro generaciones de SXI. A la primera se la denominó SXI; después vendrían Ibiza II, Ibiza New Style y New Style Sporty Look.

Colección de llaveros propiedad de Antonio.

     Entre el material del museo, Antonio tiene casi todos los manuales en español. También tiene catálogos chinos, de Reino Unido, etc.

     Nuestro protagonista tiene, incluso, catálogos y manuales de versiones limitadas, como el Málaga Touring, por ejemplo o Ibiza Crono, Disco, etc.

Corbatas de SEAT.

     Antonio me explica que sólo se fabricó un prototipo de SEAT Ibiza Cabrio. Fue en 1989, y lo hizo Ital Design. Este ejemplar se conserva en la Nave A122. Previamente ASC transformó también el Ibiza en descapotable, y en Alemania Bieser Cabrio Borken carrozó bajo pedido los Ibiza como Cabrio. El cliente debía aportar previamente una unidad de Ibiza.

     Francisco Podadera, primero en Fuenlabrada y después en Granada, hizo una modificación muy originak del Ibiza de 90 CV: el Aníbal F100, actualmente muy cotizado.

     Las fotos que ilustran este artículo son hechas por Antonio e ilustran su colección de coches y su museo. Gracias, Antonio. Una colección de gran valor de unos coches que -intuyo- con un poco de tiempo empezarán a valorarse en su justa medida.

     21 de abril de 2018.