Camiones y autobuses Pegaso fabricados entre 1946 y 1965

Pegaso 206.

     En 1946, y con el apoyo del Instituto Nacional de Industria, se constituyó la Empresa Nacional de Autocamiones, S.A. (ENASA) mediante escritura pública otorgada en Madrid, partiendo de un capital social inicial de 240 millones de pesetas.

     Las instalaciones de Hispano-Suiza se integraron en ENASA. A finales de aquel año 1946, ENASA se ocupó de las actividades que hasta entonces venía desarrollando la prestigiosa firma (fabricación de motores y armamento)

Pegaso de 8 toneladas que desarrollaba 140 CV ("Mofletes").

     En 1949 se fabricó la primera serie de autobastidores para un camión Pegaso diésel de 6 cilindros, que desarrollaba 120 CV y tenía por carga útil la capacidad para 8 toneladas. El motor llevaba un desarrollo de 8 velocidades.

     En aquel 1949 las necesidades de financiación motivadas por la modernización de la factoría de Barcelona, así como la de la construcción de la de Madrid, llevaron aparejada una ampliación del capital social hasta los 620 millones de pesetas.

Autocar Pegaso tipo 207.

     En 1950 se empezó a fabricar el Auto-pullman Pegaso, dotado de motor diésel de 125 CV o bien gasolina de 145 CV. También se construyeron en aquel último año de la década de los 40 motores marinos y un tractor-oruga.

     En 1951 se inició la producción de los prestigiosos automóviles deportivos Pegaso, empezándose la fabricación con el mítico Z-102.

     En aquellos principios de los años 50 se produjeron trolebuses, camiones tractores y prototipos de camión militar todo terreno, de 165 CV, por encargo del Ministerio del Ejército, en este último caso 

De los primeros camiones fabricados por ENASA.

     En 1954 se modificó el motor para los camiones de 8 toneladas construidos en Barcelona, hasta llegar a unas prestaciones de 140 CV.

     En 1955 se completaron las obras de la primera fase de las instalaciones en Madrid. Hasta el año siguiente se mantuvo la producción -que llevaba a cabo con anterioridad la Hispano-Suiza- de motores de aviación y material de guerra. Posteriormente, esa línea de producción fue traspasada a otras empresas.

     En 1956, pese a estar operativas las Plantas de Barcelona y Madrid, ENASA se encontró con problemas de abastecimiento de materias primas e industria auxiliar, que provocaron un descenso en la capacidad de producción.

Pegaso Comet.

     Al mejorar la situación con una mayor estabilidad en cuanto a relación de España con su entorno, volvieron a repuntar las cifras de producción. En 1957 se ocuparon por parte del personal 571 viviendas correspondientes a la "Ciudad Pegaso", en Barajas (Madrid). En aquel año se firmó un convenio con Leyland Motors Limited,  por el que se equiparía a los Pegaso de motores de esa procedencia. En Barajas, mientras, se ultiman las obras con las de las naves para taller de fundición y servicios complementarios.

     En 1958 aumentó la producción, manteniendo el camión Z 207 en Barajas y Z 206 en Barcelona.

     En 1959 entró en vigor el Plan de Estabilización llevado a cabo por el Gobierno, pese a lo cual, las cifras de la empresa siguieron creciendo.

Autocar Pegaso fabricado en 1965.

     En 1960 se priorizó la atención a los mercados exteriores. Leyland Motors Limited pasó a ser accionista de ENASA. Al año siguiente se inició la fabricación del Pegaso Comet en las instalaciones de Barajas. 

     En 1962 entró en funcionamiento Comercial Pegaso, S.A, con actuación en el mercado nacional, así como en América, África y Asia.

     El Comet era un 6 cilindros de 125 CV con 6 velocidades. También se lanzó al mercado el 1060, de 3 ejes, con 12 toneladas de carga útil y 165 CV, así como el 1062, de superior capacidad de carga y con la misma potencia.

     En 1963 nació la publicación "Pegaso", auspiciada por ENASA, con una tirada próxima a los 10.000 ejemplares por número.

Pegaso 2045.

     En 1964 ENASA lanzó un motor diésel que desarrollaba 200 CV. Ese motor equipaba a los 1061 y 1061 L y 1063.

     En 1966 los modelos de camión ofertados eran los 1066, 2020, 3060, 2040 y 2045, con 38.000 kgs. de peso bruto estos dos últimos.

     Por lo que respecta a vehículos para el transporte de viajeros, aparte de los primitivos autopullman, estaban los 5020, 5051 y 6030, con motores que daban 165 CV; los 5040 (110 CV); 5061 (125 CV) y 6040 (120 CV). De aquella época son también los Pegaso Monotral Viberti Pegaso 6030, 6030 N, 6041 y 6035 A

"Mofletes", que desarrollaba 165 CV a 1950 rpm.

     Para hacernos una idea de la evolución de la empresa, diremos que la plantilla pasó de 2160 trabajadores en 1946 a 8720, entre las factorías catalana y madrileña, en 1965. De las 38 unidades construidas al año en 1946, las 119 en 1947 ó las 164 en 1948, se pasó a superar las 5000 unidades en 1962, 63 y 64 y las 7.000 en 1965.

     La Ciudad Pegaso en Barajas albergaba en 1965 a casi 1500 familias, mientras que en Catalunya se dispuso de un bloque de viviendas para personal de la fábrica, en Hospitalet de Llobregat.  

     Y para terminar este post, me gustaría recordar lo antipáticos que resultaban los Pegaso cuando tocaba ir detrás de ellos, esperando una ocasión para adelantarlos, mientras nos cubría una nube negra procedente de su tubo de escape, y lo simpáticos que nos resultan ahora. Va a resultar que el tiempo nos está dulcificando el carácter...