Lozano Kustom: el ingenio de la zona Sur de Madrid

    "El que no inventa, no vive", llegó a decir la escritora Ana María Matute. La zona Sur de Madrid no es la más favorecida de esta Comunidad. Ante las circunstancias adversas, el ser humano posee un arma: el ingenio. Éste, para que se dé, precisa de una base, pero dicha base ha de ser desarrollada. Para ello, nada mejor que estar obligado por el entorno; "a pan duro, diente agudo", dice el refrán, o "así es como se crece bien, con una bomba bajo la almohada", proclamaban Ilegales, el mítico grupo asturiano.

     Podemos añadir mil citas sobre este asunto, aunque ello es teorizar, lo cual lleva el peligro de la inacción en la práctica. Lozano Kustom se ha criado en la zona Sur de Madrid. La teoría sólo le interesa en cuanto tiene aplicación directa para la práctica. Este madrileño de 31 años sería incapaz de perder el tiempo justificando una demora; le gusta la acción. Es imposible que no tenga un nuevo proyecto en la cabaza antes de terminar de materializar el anterior.

     "Donde una puerta se cierra, otra se abre"; eso debió pensar Lozano cuando dejó de lado el mundillo de los coches y el tuning para centrarse en la restauración y customización de bicicletas. Lo que no intuía es que se iba a abrir no una, sino muchas puertas que han dado lugar a estancias en las que Lozano ha encontrado más de lo que buscaba: además de compartir una afición, conocimientos, asistencia a eventos, etc, Lozano ha hallado grandes amigos. Hablo con David (Lozano Kustom) por teléfono y, me advierte que es fácil que en ese momento se le olvide citar a alguno, pero me habla de Diego, Blanca, Tober y su novia Ana, los hermanos Blanca y Charly, Ismael, Paco, Pablo, Marcos, Kepa, Alberto, Abel, Ángel, Víctor,... Dentro de este grupo no podía faltar el omnipresente gurú de la bicicleta, Javier Rubert, pero por encima de cualquier muestra de agradecimiento, Lozano me habla de su amigo Arpy.

     Arpy ha prestado a David sus conocimientos a nivel teórico y su ayuda en la realización de los proyectos "sobre el terreno". Con Arpy sale a pasear con las bicicletas, a tomar una cerveza o a realizar cualquier otro plan. Lozano no es dado a reconocerlo, pero todos sus amigos se ven compensados. Ya Iván Torres, quien me puso en contacto con nuestro protagonista me recalcó que se trata de una persona generosa que en todo momento está dispuesta a compartir sus conocimientos. Creatividad y solidaridad son las notas que mejor definen a nuestro protagonista, además de constancia y un nivel de acción cercano a la hiperactividad.

     Lozano Kustom es consciente de que es muy difícil llegar a ganarse la vida con su gran pasión: la restauración y customización de bicicletas, pero trata de aportar el máximo nivel posible de dedicación en cada uno de los trabajos que le encargan. Hay veces en que es él quien aporta las bicis que restaura o customiza y después vende, aunque en ocasiones es el cliente quien le lleva bicis que, por ejemplo, tenían olvidadas en un lugar del desván de la casa del pueblo, y le indican que desean acoplarle tal o cual manillar, sisybar, ruedas, etc. Para ello, Lozano cuenta con un gran apoyo: el de su amigo Arpy López, quien le enseñó a soldar, y le echa una mano para lo que David necesite. Además de compartir afición estos dos madrileños de San Martín de la Vega están unidos como digo, por una gran amistad; salen juntos con sus bicis, acuden a eventos, o se toman una cerveza en algún bar al Sur de Madrid.

     Los primeros años de vida seguramente condicionan el resto de nuestra existencia. De pequeño, Lozano Kustom cambiaba manillares, transformaba bicicletas de paseo en tipo BMX, las pintaba con spray o pedía ayuda a su padre para que soldara una bici si ésta se partía.

     Lozano conoció al gurú de la bicicleta en el Rototom Festival de Benicàssim. Allí pudo admirar las bicis de Javier, quien le dio una serie de consejos para hacer preparaciones que Lozano ha seguido a pies juntillas. El gurú también es una persona, como Lozano, siempre dispuesta a ayudar y compartir sus conocimientos. Esto genera una corriente de reciprocidad que hace que el ambiente general "bicicletero" sea especial, de gran compañerismo y camaradería.

     Lozano trabaja sobre las bicicletas y les da salida, pero tiene unas pocas unidades que son de su colección particular. Entre ellas yo destacaría una curiosa Bicicross BH azul de extraño manillar y una bicicleta custom fabricada desde cero por nuestro protagonista con la ayuda de Arpy. Hacer una bicicleta desde cero -y ello ya me lo dijo el gurú de la bicicleta- es complicado; bastante más de lo que parece.

      Lozano no olvida que, en su trayectoria por este mundillo, ha encontrado bastantes apoyos en cuanto a consejos, y a él también le gusta ayudar a la gente, como han hecho con él, aunque lo de estar dispuesto a echar una mano proviene de que lo lleva en los genes más que de una relación de reciprocidad, y esto me lo han dicho personas que le conocen.

     David ("Lozano Kustom") proviene, como hemos dicho, del mundo del Tuning automovilístico, pero en ese mundillo, me dice, el ambiente no es de tanta camaradería, al ser, por lo general, más competitivo. Este madrileño tiene desde hace muchos años la afición de la construcción de maquetas de coches y se dedicó durante un tiempo a la confección de dioramas por encargo.

     Su aventura con la customización empezó porque salía a la calle por su pueblo con una bicicleta preparada, y la gente, al ver su creación, empezó a hacerle encargos. En un futuro le gustaría customizar también motos. Está apuntado a un curso para ello, que va a realizar en las cercanas poblaciones de Alcorcón o Móstoles. Lozano ha trabajado en desguaces, desmontando motores de los coche, aunque los sábados atendía al público, y esto le ha servido a nivel personal para aprender a manejarse en ciertas situaciones en que alguien quiere conseguir algo prácticamente regalado, ya que era común en los desguace que los "buscadores" de piezas le regateasen en cuanto al precio de adquisición de éstas.

     Lozano no olvida su primera bici: una BH de paseo plegable de 16 pulgadas, de color rojo. Cuando pueda, si le surge la ocasión, se hará con una igual. Actualmente está trabajando sobre la realización de un patinete proviniente de una bici recortada. 

     Lozano anteriormente hacía las customizaciones y restauraciones en un local de Pinto, si bien ahora las lleva a cabo en una parcela de la provincia de Toledo, propiedad de Arpy.

     Nuestro protagonista se siente afortunado de haber encontrado a gente del "Club Bicis Chopper", de toda España, al que pertenecen miembros como el gurú de la bicicleta. En este mundillo, Lozano destaca la colaboración y la creatividad de la gente. Cada vez es, eso sí, más dificil innovar, y esa motivación extra es uno de los alicientes que encuentra nuestro protagonista.

     Lozano me informa que va a acudir al evento "Garage Rules" en La Nuncia (Alicante) el próximo mes de marzo, y quedamos en que desde alli nos informará para este blog de cómo discurre, con fotografías, descripción de las actividades y anécdotas. En el capítulo de agradecimientos, Lozano tiene muy presentes a su amigo Arpy y a la familia de Bici Chopper, por todo lo que hacen por él, me dice, si bien estoy convencido de que son relaciones basadas en la reciprocidad, dada la buena disposición que caracteriza a David Lozano.

     Si queréis poneros en contacto con Lozano para informaros sobre sus trabajos y posibles pedidos, podéis hacerlo vía facebook o messenger. Su nombre en esta red social es "Lozano Kustom". En cualquier caso, al Sur de Madrid, tenéis a un tipo fantástico dispuesto a hacer nuevos amigos y a dar consejos "bicicleteros". Gran tipo, Lozano.

 

Lozano Kustom, sobre su Bicicross. Manillares especiales, ruedas gordas, horquillas ensanchadas o espectaculares sisybar: las soluciones técnicas que aporta Lozano, con la ayuda de Arpy llaman la atención.

La bicicross de Lozano y el mar.

Bicicleta construida desde cero por Lozano con la ayuda de Arpy.

Espectacular manillar.

Las creaciones de David no dejan a nadie indiferente.