Las BMX de José Trastero Custom (José Aranda)

José estudia todos los detalles antes de emprender cada restauración.

     Quien pone ilusión en lo que hace, sabe valorar lo bueno que hay a su alrededor, entre otros motivos, porque ha sido artífice de ese resultado, de todas esas cosas que van haciendo una cadena empezando por el detalle más sencillo. Eso lo ha aprendido José de su padre. Le ha insuflado esa ilusión por las pequeñas y grandes cosas; ilusión que se extiende a la pasión por las bicicletas y su restauración. 

     La admiración por las bicis y trastear con ellas hasta conseguir los espectaculares resultados que logra José Aranda es algo que une a padre e hijo. El padre de José ya no restaura, pero sigue las evoluciones de éste y está orgulloso de los trabajos de su hijo. El amor por la restauración de bicicletas es algo que ha unido a ambos, también a nivel emocional, me dice José.

     José prepara bien la labor a realizar en cada proyecto. Este granadino, de Churriana de la Vega, antes de empezar a meterse en faena con una bicicleta, hace el dibujo de cómo quiere que quede, incluyendo -a esto le da mucha importancia José- la combinación de colores. No le gusta ceder mucho a la improvisación. José Trastero Custom restaura bicis no sólo para su colección particular, sino también para amigos y amigos de éstos.

     José cuenta con un amigo, Ventura, que le ayuda en estos trabajos. Se conocieron al ser ambos entusiastas de las bicis BMX. A día de hoy, José lo considera como un hermano. José, de 32 años, empezó a los 17 con esta afición.

     José restaura hasta la última tuerca de cada bici. Una vez diseñado el proyecto, quita el óxido, como el dice, "despacio y con buena letra". Utiliza lana de acero para los cromados, hasta que quedan destellantes, y Viakal para la chapa.

     Entre las bicis de su colección, algunas son Motobecane francesas que le han llegado de más allá de los Pirineos. También se ha desplazado a provincias aledañas, como Jaén o Córdoba a la caza de bicicletas para restaurar. Tiene todas las versiones de BH California. La BH TrickStiler la compró en muy buen estado de conservación y original 100 %. También tiene una Orbea de primera serie y una Campeona. La Sky White se le iba de presupuesto, e hizo una réplica.

     Cuando José empezó con estas bicis, en concreto, con una Torrot Colorado, a los chavalillos les parecía una bici anticuada, orgullosos con sus Mountain Bikes de tres platos, ante lo que les parecía el novamás. Nuestro protagonista, en cambio, valoraba ese tipo de bicis, que hoy día despiertan un gran interés.

     José ha sido lo que entendemos por un manitas desde bien joven, aunque tiene otra afición que no tiene que ver con el mundo de las bicis: nuestro protagonista es DJ, y ha enseñado a niños a mezclar con vinilos. José empezó pinchando música house. Entre sus preferidos está DJ Nano. "Me encanta cómo la lía en la cabina", me dice José. Del house pasó a reggeton, electrolatino, cumbia, etc. La música la lleva en la sangre, aunque la noche la va dejando un poco de lado. En el garaje se encierra a restaurar oyendo música -eso sí, que no falte- y se le pasa el tiempo volando. Son dos mundos radicalmente distintos. José se junta con su amigo Ventura, quien le ayuda mucho, me dice, y con la música acompañándoles hablan de nuevos proyectos de bicis que se les ocurren o de cualquier tema que surja.

     José administra un grupo de whatsapp, en el que son 14 miembros que forman como una familia. Se ayudan, hablan de bicis, se echan una mano para conseguir piezas que se les resisten o incluso bicicletas enteras. Si alguien necesita algo, ahí está el resto de miembros dispuestos a colaborar:  briconsejos, risas o lo que se tercie. Algunos de los componentes de este grupo se conocen personalmente, y la idea que tienen es llegar a conocerse el mayor número posible de miembros. Los que quieran entrar en el grupo serán bienvenidos, me dice este granadino. Si queréis participar en el grupo de whatsapp de José, podéis solicitárselo vía facebook (Jose Manuel Aranda Lopez).

     Como hemos visto, José se inició como DJ con la música house, y le gustan las bicis ochenteras, pero todo lo relacionado con la década de los 80 despierta interés de José; en especial, las motos. Su marca preferida es Yamaha.

     A quien se inicie en la restauración de bicicletas, José recomienda en primer lugar mucha ilusión, aunque lo más importante a juicio de este granadino es la constancia: si algo sale mal, que vuelva a hacerlo de nuevo.

     A José le gusta enseñar a amigos y amigos de amigos su colección de bicicletas, que se quedan asombrados ante lo espectacular de los resultados.

     Nuestro protagonista está agradecido a su padre por inculcarle el amor a las bicis, seguirle en su trayectoria como restaurador y estar ahí cuando le necesita. Y es que quien siembra...

     

José Trastero Custom, orgulloso de su colección.

Preciosa Peugeot. José da a las bicis que restaura un toque personal.

Trabajos de restauracion de José Garaje Custom.

BH California.

Preciosa Motobecane.

Motobecane de la colección de José Aranda.

Monty 129. Las restauraciones de José son espectaculares.

Foto del día en que DJ Aranda actuó por última vez. Hoy tiene una afición más tranquila, acorde con su condición de esposo y de padre.